Acaba el proyecto Oarsoaldea Pizten. Un proyecto destinado a impulsar la generación de sinergias entre los diferentes agentes o empresas vinculadas a la energía (generación, transporte, distribución o comercialización) que pertenecen a la comarca de Oarsoaldea.

El objetivo del proyecto ha sido el desarrollo la generación de un clima que facilite la generación de sinergias entre empresas de diferentes ámbitos pero unidas por el mercado energético. Se han desarrollado dinámicas de participación empresarial para ir hacia nuevos modelos de negocio basados en la “Transición Energética”. Transición a una economía sostenible por medio de la energía renovable, la eficiencia energética y desarrollo sostenible con el objetivo final de ser más eficientes y gastar menos.

Dentro de la estrategia de reactivación económica y social de la comarca, se ha detectado una gran oportunidad de crecimiento dentro del ámbito de la colaboración empresarial.

Dentro del proyecto han participado más de 15 empresas y diferentes instituciones de la comarca. Se han generado 10 proyectos en cooperación y se han establecido importantes lazos de conexión entre las empresas participantes.

Estas serian las conclusiones principales del proyecto:

- Existen en la comarca empresas con capacidad, conocimiento y envergadura para desarrollar o poner en marcha iniciativas empresariales dentro de la cadena de valor de la energía.
- En el mercado existen ámbitos/oportunidades de crecimiento en diferentes ámbitos transversales vinculados a la energía.
- Estamos en un tiempo de cambio, transformación y evolución del sector y sus necesidades.
- Existe una predisposición activa hacia la cooperación en las empresas de la comarca.
- Existen en el entorno oportunidades de crecimiento que requieren un análisis real de los modelos de negocio.
- Existe una falta recursos (económicos, técnicos, tecnológicos) para llevarlas a cabo derivadas de la capacidad de las PYMES.

Y de manera especial se ha creado un clima empresarial de interconexión entre las empresas y sus actividades. Las empresas han compartido experiencias empresariales útiles para el desarrollo de posibles proyectos y que parte del éxito de posibles proyectos de cooperación, se fundamenta en el compromiso y en la manera en que las empresas comparten conocimiento, riesgos y beneficios.

Han surgido al menos 10 posibles oportunidades que podrían impulsar la creación de actividad industrial vinculada a la cadena de valor de la energía y por supuesto es necesario consolidar soluciones y trasladar al mercado sus ventajas para generar demanda real y constante.

ConpyBasque ha coordinado este importante proyecto y dinamizado toda la actividad vinculada al mismo. A partir de ahora y con 10 posibles derivadas queda por delante una importante tarea para conseguir crear modelos de negocio dentro del ámbito energético y tecnológico.  Por su parte, la agencia comarcal Oarsoaldea tratará buscar la financiación para poder impulsar estas iniciativas y ayudar a las empresas a generar actividades empresariales innovadoras.